Eventos Madresféricos: Taller de Seguridad Infantil en el Automóvil

Como os contaba en un post anterior (aquí) el miedo es una constante desde que el peque nació. Una de las cosas que más me ha agobiado desde el principio han sido los viajes en coche, así que cuando recibí una invitación de Madresfera para asistir a un Taller de Seguridad Infantil en el Automóvil no me lo pensé. Una vez confirmada la invitación tenía dos alicientes adicionales: estaba cerca de casa, en la tienda Todonene’s en Villaviciosa de Odón y conocería a mi queridísima Natalia, no se podía pedir más.

Unas preocupadas (y sonrientes) mamás
Unas preocupadas (y sonrientes) mamás

¿Habéis visto alguna vez un vídeo de pruebas de seguridad de sillas de bebé? Hasta el sábado 15 de febrero yo no había visto ninguno, pero esa mañana me hinché. Si ver a los crash test dummies de los adultos desarmarse en las pruebas de automóviles eriza la piel, las pruebas de bebés resultan escalofriantes. Si tenéis curiosidad no tenéis más que echar un vistazo en youtube.  Yo os dejo aquí uno que a mi jucio es bastante amable, pero aún así es esclarecedor.

El taller corrió a cargo de Cristina Barroso Hernán, gerente de Todonene’s y experta en seguridad infantil en el automóvil. Os aseguro que es una gran oradora y mereció mucho la pena escucharla  con los oídos muy abiertos. Con las mamás madresféricas  ( Las Historietas de mamá, Gracias por todo papis , Mamá cacharreadora, Mamá en red y Mimos para mamá) estuvieron dos bomberos, una policía y un periodista especializado en motor que aportaron gran valor añadido a la charla.

Algunos datos previos para reflexionar:

  • Un niño no es un adulto pequeño, los cinturones de seguridad son elementos de retención para adultos.
  • Un bebé de 3 kgs. se escapa de los brazos de un adulto a una velocidad de 5 km/h en caso de colisión.
  • El airbag debe ir desconectado siempre si usamos una silla a contramarcha, pero cuando usamos una silla de frente también es peligroso.
  • Las sillas caducan a los 10 años (porque caducan sus componentes).
  • Nunca se debe reutilizar una silla que ha sufrido un golpe, aunque aparentemente esté bien.
  • Usar una silla a contramarcha supone un “riesgo cero”.

¿Diriais que una silla homologada es una silla segura? Una silla homologada retiene mientras que una silla segura protege. Una silla homologada cumple los requitos de consumo, una silla segura los de los padres. Una silla homologada evita que el pasajero golpee contra el coche, una silla segura reduce al máximo el riesgo de lesiones. Hasta que Cristina no nos explicó ésto, para mí ambas eran lo mismo.

Estos son los diferentes tipos de sillas:

Cristina explicando los diferente grupos del mercado
Cristina explicando los diferente grupos del mercado

Grupo 0/0 + (hasta los 10/13 kg peso)

Encontramos capazos (grupo 0) y portabebés (grupo o+). Los capazos son exclusivamente para niños con necesidades especiales (por ejemplo que no puedan respirar bien reclinados) hasta que puedan sentarse de espaldas. Los portabebés son exclusivamente para viajar en el coche. La mejor opción es instalarlos con base Isofix, no porque así sean más seguros per se, sino porque hay menos probabilidades de anclarlos erronéamente con el cinturón y convertirlos así en sillas inseguras. Siempre hay que colocarlos de espaldas y con la barra contra el asiento en el que vaya colocado. Su límite de uso son 13 kgs o que la cabecita del bebé supere el límite superior del asiento. El arnés siempre debe quedar por debajo del hombro.

Grupo I (de 9 a 18 kgs peso)

Encontramos varios tipos de silla. Grupo I de frente con arnés: no debe usarse nunca antes de los 13 kgs, absolutamente desaconsejable antes de los dos años, no recomendable antes de los 4 años y con límite de uso en 18 kgs. o por encima de la sien. El arnés siempre debe quedar por encima del hombro, nunca por debajo. Grupo I de frente con escudo: no debe usarse nunca antes de los 13 kgs, es desaconsejable hasta la altura de la áxila, no es recomendable antes de los 4 años y con límite de uso en  18 kgs o por encima de la sien. Una silla de frente es un grupo de riesgo alto, siempre hay lesión.

Grupo I de espaldas a la marcha: recomendable hasta los 4 años, tienen su límite en 18 ó 25 kgs. o que la cabeza del niño sobresalga por encima de la silla, el arnés nunca debe quedar por encima del hombro. Como os decía más arriba, una silla de espaldas es una silla de “riesgo cero”

Grupo II/III (de 18 a 36 kgs)

Es un sistema de riesgo inevitable. Desaconsejable sin repaldo y antes de los 4 años, recomendables con reposabrazos y guía cerrada para el cinturón. Hay que usarla hasta el límite máximo recomendable (150 cms). Es un grupo que siempre va junto, no existe una silla grupo II y una silla grupo III, es siempre II/III.

También podemos encontrar Grupos combinados, que instaladas de espaldas serán riesgo cero y de riesgo inevitable cuando se instale de frente.

Cristina también nos explicó algunas cosas de interés respecto al Isofix: es un sistema de anclaje de 3 puntos, dos van al asiento y el tercero o bien al maletero o al suelo del automóvil. Con un isofix no se usa nunca el cinturón de seguridad, no es más seguro hacerlo así. Sólo es válido en los Grupos 0+ y I.

Cuánto nos simplificaría la vida un Isofix
Cuánto nos simplificaría la vida un Isofix

Para terminar contándonos las tres reglas de oro:

Correcta elección

Correcta instalación

Correcta sujección

Aquí terminó la primera parte de la charla. Después de esto pasó a hablarnos de las sillas suecas Klippan que podéis encontrar en Todonene’s. Yo voy a comprar una Klippan (y me arrepiento de no haberlo hecho antes).

Mi hijo salió del hospital en el capazo del Carrera de Jané que heredé de mi hermana. Aunque a mí eso de que el peque fuera sujeto sólo por un cinturón ancho de velcro, dentro de un capazo en el que podía rebotar me parecía muy inseguro, lo llevé así porque estaba homologado. Hoy sé que no lo está para el uso que yo le di, pero una vez más la falta de información y la asimilación de “homologación” a “seguridad” se impusieron. Esto se sumó, además, al hecho de que mi bebé era muy pequeñito cuando nació y se perdía en el portabebés. Si hubiera tenido una Klippan Kiss 2 con sus múltiples posibilidades de adaptación al pequeño mediante un sistema de almohadillas esto no me hubiera sucedido.

Desde que el verano pasado viajamos desde Móstoles a Somo, en Cantabria, en coche me ronda la preocupación de que mi hijo viaje de la manera más segura. Una vez vistas las pruebas de los dummies no me queda ningún tipo de duda de que esa forma es viajar a contramarcha, así que hasta los cuatro años mi enano viajará así. Pero, ¿por qué Klippan? Porque es sueca y los suecos tienen el test de seguridad  más exhaustivo, el Plus Test (podéis encontrar los detalles aquí.)

Si aún os queda alguna duda en cuanto a este tema os recomiendo visitar AContramarcha. Y me despido como Cristina:

Padres informados
Padres informados

Nota: todas las fotografías de este post (excepto la primera) por cortesía de Madresfera

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

13 ideas sobre “Eventos Madresféricos: Taller de Seguridad Infantil en el Automóvil”

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies