Golpes

Hace un par de días el móvil sonaba en mi bolso mientras regresaba a casa. “¿Dónde estás?”- sonó apremiante la voz de mi marido al otro lado- “Me voy para el hospital, se ha dado con la mesa y sangra mucho”. No era nada grave, Ojazos se había dado un golpe tonto con el canto de la mesa de centro del salón, pero la sangre es muy escandalosa y papá creía que quizá serían necesarios uno o dos puntos. Por fortuna no lo fueron, sólo tiene una pequeña herida en el labio superior, muy parecida a la de Harry Potter solo que en horizontal que está cicatrizando a la velocidad del rayo (chiste para fans) porque la piel joven es lo que tiene.

La semana pasada Trimadre a los 30 publicaba una maravillosa entrada llamada Tengo miedo, en la que reflejaba esa angustia que provoca el saber que no podrás ser su escudo el resto de la eternidad, ni siquiera el resto de tus años. Ellos tienen que crecer y no pueden hacerlo en una burbuja. Mi hijo se dará golpes, puede que se fracture algún hueso, tendrá que enfrentarse al malote de la clase o afrontar su primera decepción sentimental, y mi marido y yo sólo podremos estar ahí para curarle las heridas físicas y acompañarle, lo que nos deje, en las del corazón. No siempre saldrá del hospital con un informe en el que esté escrito “No necesita sutura”,  puede que algunos golpes sean difíciles de sanar y no nos quede más que hacernos los fuertes para que él se sienta reconfortado.

Esa es la parte difícil: la de las noches en vela vigilando la fiebre, la de forzar la sonrisa esperando un diagnóstico. Nada te prepara para el sufrimiento de aquel a quien amas por encima de cualquier cosa y, aunque hay situaciones que es mejor no anticipar porque quizá no lleguen nunca, algunos días tomo conciencia del vasto camino que se extiende frente a mí, sinuoso y serpenteante. En esos momentos, agitando la cabeza con gesto contrariado, aparto de mí el pensamiento. Es entonces cuando soy plenamente consciente de lo que significa eso de “esto sí que es para toda la vida”.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

17 ideas sobre “Golpes”

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies