Una mañana en familia

Allá por el mes de junio por fin ponía cara y voz a Violeta Rodríguez una profesional de la fotografía de quien conocía sus trabajos sobre todo por mi amiga Sara de Mamis y Bebés. La verdad es que en aquella noche que compartimos, en la que me acompañaba un intenso dolor de cabeza ya que fue el principio de mis horribles cuatro semanas, descubrí una mujer de mirada amable y conversación empática, de esas que te envuelven con sus palabras y sonríe con todo el cuerpo. Así que un par de meses después acordamos hacer una sesión de fotos de familia para tener un pequeño recuerdo de este verano de 2015.

mañana-familia_1

Preparamos la sesión como una divertida mañana en familia: para nosotros fue hacer un plan especial, diferente y divertido. Y como todos los planes especiales requirió de un poco de preparación. Durante las semanas anteriores estuve intercambiando correos y WhatsApp con Violeta porque tenía muchas dudas acerca de qué ropa debíamos ponernos, si debíamos ir todos vestidos de la misma manera o coordinados… al fin y al cabo es un recuerdo que vamos a tener para siempre y me apetecía que todo estuviese cuidado. Ella, con muchísima amabilidad y paciencia, me estuvo dando indicaciones acerca de cómo vestirnos y referencias en Pinterest, no solo en su propio tablero sino también en otros, de diferentes formas de ir coordinados sin ir exactamente iguales: con los mismos tonos, con tonos complementarios, con ropa muy similar, con ropa diferente en los mismos tonos… Hasta la tarde anterior estuve pensando en ir a comprar camisetas básicas en el mismo color para los tres y ponernos unos vaqueros pero al final recordé que todos tenemos algo en tonos rosados y esa fue nuestra (mi en realidad) elección.

mañana-familia_2

A la mañana siguiente pusimos rumbo a la localización propuesta por Violeta: los Jardínes de Cecilio Rodríguez y la Casa de Fieras de El Retiro en Madrid. Hacía muchísimos años que no iba al parque de mi infancia y me reenamoré de cada rincón que visitamos. Paseamos, nos hicimos cosquillas, jugamos, nos tumbamos en la hierba… pasamos una mañana familiar diferente e igual a tantas otras pero con la presencia de la cámara de Violeta retratándolo todo. Y eso es lo que más me gustó: tener un recuerdo de un día normal, de esos que tenemos normalmente y que no podemos plasmar. mañana-familia_3

Hay una cosa que me llama mucho la atención de las fotos de Violeta: tienen el verde de la naturaleza en su fondo y una luz especial, no sé si es la misma de esa mirada que os contaba antes o es que sabe trasladar tanto cariño como destila a su cámara de fotos pero lo cierto es que no me canso de mirarnosa través de sus ojos. Además, todo lo hace muy fácil, sólo hay que confiar en ella y sus tablas porque supo ganarse a Ojazos hasta en uno de esos días “no tan buenos”. Me daba miedo que se nos hiciera pesado, sobre todo a mi marido (al que no le gustan nada las fotos) y al peque, pero no fue así. Proponernos ir a los columpios en la parte final de la sesión fue un gran acierto para que él llevara bien esa última parte y mi marido tuviera un descanso en ser el centro de atención.

mañana-familia_4

Yo no puedo más que recomendar su trabajo y agradecerle, sobre todo, el cariño que nos dedicó. Si queréis ver más fotos de nuestra mañana en familia podéis visitar su photoblog.

Contadme, ¿os habéis hecho fotos en familia?, ¿es algo que os apetecería?

 

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 ideas sobre “Una mañana en familia”

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies