Categorías
Ser madre

5 cosas que cambiaría si volviera a quedarme embarazada

Ahora que Ojazos ya ha cumplido 3 años y que es evidente que ya no tenemos un bebé en nuestras vidas, pienso mucho en el camino que nos ha traído hasta aquí, en el que vivimos y en el que me hubiera gustado vivir. Ayer, a raíz de una publicación en Facebook en la que se ponía de manifiesto que una parturienta necesita luz baja porque la melatonina desencadena el parto, Carol, autora del blog Quiero Vivirte y una mujer excepcional, comentaba cuántas cosas cambiarían si se quedara embarazada ahora. Y como es algo que llevo pensando tiempo, hoy os cuento cinco de esas cosas.

cosas-cambiaria-embarazo

Escucharía a mi cuerpo

Ojazos nació por un cesárea de emergencia tras una inducción de parto fracasada. Siempre sostuve que él tenía dos semanas menos de edad gestacional de las que me decía la ginecóloga, pero como era pequeñito y no cogía mucho peso decidieron que era mejor provocar el parto. Y en la inducción empezó a no recuperarse bien, así que hubo que operar. Si volviera a quedarme embarazada dialogaría más con mi ginecóloga en vez de considerar dogma de fe todas sus afirmaciones sin rechistar e intentaría un parto natural, lo menos medicalizado posible, escuchando las indicaciones de mi cuerpo.

cosas-cambiaria_plan-parto

Prepararía un plan de parto

Como di a luz en un hospital en el que tienen lo que llaman «parto científico no humanizado» no me preocupé por preparar un plan de parto, pero es que, además, ni siquiera hablé con la ginecóloga de situaciones que podrían darse. La verdad, es que llegué con una idea relativa de cómo se desarrolla un parto, quizá demasiado relativa. Si volviera a quedarme embarazada llevaría un plan de parto en el que dejaría claro qué quiero y qué no. Sencillo.

Me informaría más

Los nueve meses que dura un embarazo son para prepararse para la llegada de tu hijo: para conocer los cambios que van a ocurrir en tu cuerpo y los que es posible que ocurran en tu vida después. Las mujeres informadas somos mujeres empoderadas, no pobrecitas niñas en manos de los demás y en tu parto la protagonista deberías de ser tú.

Buscaría una buena matrona

Mi primer embarazo lo llevé por el seguro privado, en exclusividad con ginecólogos y eché mucho en falta pautas de vida, consejos… incluso charla, con esa profesional especializada en toda la vida sexual de la mujer: la matrona. En el centro médico privado en el que comencé ni si quiera vi una matrona nunca, y en el hospital al que acudí a partir de los 7 meses de embarazo sólo las vi en el parto (me tocó cambio de turno, así que vi a dos). Una profesional que sepa de qué habla y con la que tengas confianza es muy importante, no sólo en el embarazo, sino también después con la llegada del bebé.

cosas-cambiaria_hospital

Visitaría el hospital

antes de dar a luz. En el embarazo de Ojazos no fui ni a ver una habitación, no os digo más. Desconocía todo acerca del mismo, excepto lo del parto científico humanizado porque una de mis obsesiones era poder dar a luz en la postura que el cuerpo me pidiera y que tenía unidad de neonatología. Ahora, con la perspectiva que dan los años, creo que es importante conocer las condiciones en las que vas a dar a luz con exactitud (con toda la exactitud que permite un proceso natural que se va desarrollando en el tiempo), la habitación en la que te vas a alojar después, incluso si tiene cafetería para poder derivar a las visitas que se eternizan.

Me dejo alguna cosa más en el tintero, quizá haya una segunda parte 😉 Y vosotras… ¿qué cosas cambiaríais vosotras si volvieráis a quedaros embarazadas?, o ¿qué estáis cambiando, si es que el segundo ya ha llamado a vuestra puerta? Me encantará intercambiar opiniones.

 

Por Leticia

Mujer, madre y escritora.

16 respuestas a «5 cosas que cambiaría si volviera a quedarme embarazada»

Pues suscribo todos tus puntos. Yo fui un títere totalmente en manos de la ginecóloga, y, lo que es peor, ni me preocupé por informarme, segura de que los «médicos» saben lo que hacen. Una de las cosas más bonitas (y eficaces) que me ha aportado la maternidad es dudar de la «autoridad» médica, docente y de cualquier ámbito. Porque la información es empoderamiento, ya lo dices tú perfectamente. Y si eso supone ir contra lo «establecido», allá que iremos. Yo, desde luego, cambiaría prácticamente todo si viniera un segundo embarazo…

Qué lástima que nos pillara tan desinformadas… o confiadas, no sé en realidad cuál es la mejor definición. Qué lástima porque en mi caso no sé si habrá un segundo… Un beso preciosa.

Yo he vivido dos embarazos y dos partos.Diferentes y fantásticos.Después del primer parto decía y pensaba todo lo que vosotras y durante el segundo embarazo y parto…sólo hice una cosa: Me dejé llevar por la situación y disfruté cada segundo de ser una mamá otra vez y …fue súper bonito 9 meses chulos chulos!

A parte de que estoy de acuerdo con todos tus puntos, cambiaría, aunque repita alguno tuyo:
Controlar un poco más mi alimentación durante el embarazo y no dejarme llevar por el exceso de ganas de chocolate, aguantar sin ponerme la epidural hasta que no pueda más para poder dilatar de pié, exigir que me cojan el plan de parto y decirle cuatro cosas bien dichas a la matrona si algo no me gusta, pero sobretodo exigir que mi parto sea mio y de mi pareja, no de los médicos. Ah y visitas al hospital las justas o ninguna y dosificar las visitas en periodos cortos, la gente puede llegar a ser muy molesta.

Me gusta cuando pensamos entre todas, creo que forma parte también de ser tribu. Me gustan mucho tus ideas, mucho, mucho. Ojalá pronto nuestros partos vuelvan a ser nuestros. Un abrazo.

Pues yo por suerte no me paso casi nada de lo que cuentas, si que cambiaría, bueno cambiaré más cosas en este embarazo con respecto al primero. Pero tuve una matrona durante todo el embarazo, nos dieron clases preparó estupendas, visitamos el hospital antes, las salas de expectantes, las de dilatación, los paritorios etc…y el día del parto como fue cesárea de urgencia por preclamsia pues tuve casi al mismo equipo médico todo el tiempo. Por cierto que fue un hospital público.

Estoy segura de que todo va a ir fantástico en este embarazo. Menos mal que me escapé a darte un beso justo antes de que comenzaran las ponencias de la tarde el sábado, porque de no hacerlo no hubiera habido manera. Un besote.

Acabo de descubrir tu blog, y me quedo! Bueno, yo estaba informada pero a la hora de la verdad…Pasaron olimpicamente del plan de parto. Cuando me quejé de esto (al darme el alta) me dijeron » es que todas poneis lo mismo, quereis un parto perfecto». Fue una cesarea de urgencia, pero despues de la dilatacion y el expulsivo. Venia con la cabeza levantada. Yo estoy segura que esto fue porque estuve siempre en monitores, estirada. Ni pelota, ni paseos, ni nada. Ayuda cero de la matrona, que estaba ocupada con el wasap. Y ante mis dudas con la epidural, ella » es que da una pena verte sufrir», cuando con un poco mas de ayuda y confianza habria podido sin. Pero tenia mucho miedo. Y me deje llevar. Encima, la epidural se fue cuando entraba al quirofano, asi que imposible pinchar otra vez, asi que cesarea intubada, si saber que ocurria, viendola un rato después, y tocandola tres horas después.La matrona del centro de salud no me explicó como funcionaba en ese hospital. A todo me decia que si. Y la crei. Asi que lo unico que cambiaria seria imponerme mas yo, hacer lo que quisiera sin miedo a los medicos. Besos

Jo, se me queda un mal cuerpo cuando me entero de estas historias así. El recuerdo de la llegada de tu hijo no va a quedar empañado por esto, aunque puede que te quede una espinita como a mí, pero es una verdadera lástima que determinados «profesionales» sigan sin tenernos en cuenta a las que parimos. Es sencillo, no estoy enferma, solo voy a tener un hijo y con un poco de ayuda seguro que es más fácil para mí y mejor para mi hijo. Te mando un abrazo enorme.

Yo no sabía que podía exigir que me pegaran a mi bebé, apenas nació. Mi beba me la enseñaron de lejos y se la llevaron, la vi después de recuperación (fue parto por cesárea de urgencia,porque ya no estaba creciendo y ya no se movía mucho). Si me la hubieran pegado al instante, no hubiera tenido dificultad con la lactancia. Aún doy mixta, mi beba tiene 2 meses.

Cada gota que de leche materna que le das a tu beba es un regalo inmenso. No te mortifiques por lo pasado, pues ya no se puede modificar. Lo estás haciendo fenomenal. Un abrazo.

Yo cambié muchas cosas en mi segundo embarazo. Entre ellas, el hospital. Sabía que no podría parir en el otro, porque ya no confiaba en ellos y porque ir allí me ponía mal. Así que, elegí un hospital con mejores protocolos para hacer el seguimiento y el parto. A mi segundo hijo lo tuve en un parto casi perfecto, del que cambiaría pocas cosas, una de ellas buscaría energías para echar a la matrona que me miraba con cara de perro por no hacerle caso en nada. Claro, que así tuve un parto rápido, de pie y con cero intervenciones químicas e instrumentales. Sólo me tuvieron que dar unos puntos porque dilaté en el coche de camino, la postura no era óptima para empujar y me había desgarrado un poco. Eso sí, la matrona que me cosió (no la de cara de perro, otra) lo hizo con tantísimo mimo que la cicatrización fue súper rápida y sin ninguna secuela.

Yo elegí el hospital en el que dí a luz porque se supone que tienen lo que ellos llaman «parto científico humanizado» pero es todo mentira. Mi experiencia fue nefasta y no es un hospital que recomiende. Conozco más casos como el mío. Es una pena que las mujeres no seamos las protagonistas de nuestros partos.
Me alegro mucho de que pudieses desquitarte con el segundo. Así es como debería de ser. Un abrazo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *