Cosas que tener previstas si vas a empezar a usar el sacaleches

Si has llegado hasta aquí lo más probable es que en pocas semanas o días tengas que incoporarte al trabajo con un bebé menor de 6 meses de edad, es decir, al que aún no se le ha introducido la alimentación complementaria y que necesita que te extraigas leche en el trabajo para poder continuar con su patrón de alimentación. vuelta-oficina

Habrás leído muchas veces que lo mejor es ir haciendo un banco de leche. Yo también lo leí y también te lo recomiendo, aunque no fui capaz de hacerlo. Tener un bebé de pecho supone en muchas ocasiones que esté casi todo el rato encima de ti, buena parte del mismo mamando, de tal forma que el poco tiempo separados necesitarás/querrás emplearlo en ducharte, comer algo, descansar o simplemente dedicarte unos minutos.

Sacaleches

Hay algunas madres a quienes la extracción manual se les da fenomenal, casi incluso mejor que con el sacaleches, pero tampoco fue mi caso. Lo primero que te recomiendo es que te hagas con un buen extractor eléctrico. En este artículo os dejé una comparativa entre los dos más vendidos del mercado (y ninguna de las marcas me pagó por ello) pero mi recomendación es que os hagáis con un modelo doble con el que no solo optimizaréis el tiempo de extracción, sino que también es probable que os resulte más fáci porque aprovecharéis el reflejo de eyección de un pecho con el otro. Si has de sacarte en casa y en el trabajo te recomiendo hacerte con dos máquinas o practicar la extracción manual a tope.

Almacenaje

Cualquier recipiente apto para comida sin blisfenol-A es apto para almacenar leche materna (no deja de ser alimento), siendo muy recomendables los de cristal por sus propias características de limpieza y escasa degradación. Medela tiene bolsas desechables fácilmente adaptables a sus extractores, evitando tener que trasvasar la leche de un envase a otro y una posible contaminación. Por su parte, Avent tiene una solución de almacenaje reutilizable integral que se adapta no solo al extractor sino también a la tetina. Puedes encontrar bolsas de conservación para leche materna muy económicas en Amazon.no-da-teta_biberón

Transporte

Para el transporte es interesante hacerse con una bolsa isotérmica y unos retenedores de frío aunque la puedes transportar a temperatura ambiente siempre que no pasen un mínimo de horas. Las marcas que comentaba más arriba tienen sus propias soluciones para el transporte, pero te servirá cualquiera. Mi recomendación es que te hagas con una que te resulte cómoda de llevar.

Ten previstas las contingencias

Si nuestro día a día fuera más relajado podrías asegurar que no te olvidarás nada, pero por desgracia vivimos pegadas a las prisas. A mí se me olvidó todo lo que se me podía olvidar: un día me dejé la bolsa de transporte, otro los retenedores de hielo, alguna pieza del extractor (hasta el día en que se me olvidó entero) o incluso la propia leche extraída en la oficina (si no has conseguido hacer banco esto es lo único que no podrás reponer). Por mi experiencia te aconsejo que tengas previstas las contigencias y cuentes con recambio de todo. Puedes dejarte en la oficina algunas bolsas de almacenaje, una bolsa de transporte más baratilla o  algún retenedor de hielo en la nevera.

Tetinas y biberones

Si tu hijo no quiere coger el biberón, tranquila, no será el único al que le ha ocurrido. Ojazos no quiso saber mucho del biberón el primer día, pero el segundo lo cogió, era un tragón, le pudo el hambre ;). A nosotros nos fue muy bien con la tetina Calma de Medela, que les obliga a hacer succión para obtener la leche, minimizando el riesgo de que abandone el pecho por el esfuerzo que supone. Hay bebés que no comen hasta que vuelve su madre y luego se ponen hasta arriba, compensando todo lo que no han tomado en el día. Hay otros que no cogen el biberón, pero que se alimentan bien con una cucharita o con un vasito. Sorprendentemete los bebés pequeños beben muy bien en vaso 😉

etiquetar-extracciones

No te olvides de etiquetar

Todas las extracciones deben ir marcadas con la fecha de la misma (y la hora de la primera si vas a juntar las de todo el día).  Si vas a llevar la leche extraída a la escuela infantil, pon también el nombre de tu hijo, te ahorrarás tener que ponerlo luego a todos los recipientes de golpe. Las bolsas tienen un espacio para marcarlas con un rotulador o boli (te recomiendo un indeleble) y en los vasitos se pueden escribir con un lápiz.

Ojalá dentro de poco esta entrada no tenga sentido porque los permisos por maternidad se hayan alargado y, al menos, el periodo de lactancia materna exclusiva lo podamos pasar con nuestros bebés.  Mucho ánimo para la vuelta.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 ideas sobre “Cosas que tener previstas si vas a empezar a usar el sacaleches”

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies