#yoviajoseguro_piernas-no-caben

#yoviajoseguro: Ojazos viaja ACM

Estamos en la Semana Europea de la Movilidad y hoy es el Día Europeo sin muertos en la carretera. Escribo este post dentro de la campaña Ni un peque más en peligro: yoviajoseguro, coordinada por Madresfera y liderada por Cristina Barroso, experta en seguridad infantil en el automóvil, a quien he tenido el placer de escuchar en varias ocasiones y de quien puedo decir que ya es amiga. Gracias a ella Ojazos viaja ACM (a contramarcha) desde hace más de dos años.

yoviajoseguro_polaroid

¿Por qué a contramarcha?

Viajar a contramarcha es muy importante. Viajar a contramarcha es garantizar la seguridad de nuestros hijos en sus viajes en automóvil. Viajar a contramarcha es tener la conciencia tranquila.

Después de escuchar a Cristina supe que la única manera en la que protegería la vida de mi hijo mientras iba en el coche era dejarle a contramarcha el mayor tiempo posible. Por eso me lié la manta a la cabeza y compramos nuestra Triofix Recline, un esfuerzo económico para el que incluso necesitamos la ayuda familiar. Pero cuando se habla de seguridad no hay discusión posible. Porque, además, el precio del resto de las sillas, a favor de la marcha de marcas “reconocidas”, no es mucho más barato.

#yoviajoseguro

Yo no, yo viajo tan insegura como casi todos los adultos. Un cinturón de seguridad, como he escuchado decir a Cristina tantas veces, conlleva un peaje. Mayor o menor, pero un peaje. Lesiona.

Pero mi hijo sí puede decir #yoviajoseguro.

Como os contaba más arriba, la compra de la silla en la que viaja fue una decisión consciente, que mantendremos hasta agotar el límite de la silla que tenemos. Ese límite viene dado por el peso del niño -18 kgs. en el caso de la silla- y su estatura -con lo largo que es el respaldo de la Triofix no creo que lo agotemos- porque la cabeza del niño EN NINGÚN CASO puede sobresalir cuando se viaja ACM.

Fue una decisión que tomé en su nombre. La que debía tomar por él, manteniendo presente que su seguridad, en estos momentos, está en mis manos.

Seguro que cuando habláis/pensáis en sillas ACM se os ocurren un montón de preguntas. Yo os voy a contestar a algunas de ellas. Puedo hacerlo porque, tras leer muchas cuestiones en foros de madres y padres, sé un poco cuáles son los tópicos y miedos que existen en torno a la ACM.

Lo que a Ojazos no le pasó

Ojazos nació en enero de 2013, por lo que, en el momento en que se publica este post, tiene tres años y nueve meses. Esta es nuestra experiencia.

yoviajoseguro_piernas-no-caben
Ningún problema para colocar las piernas

No le cabrán las piernas

A la vista de las fotos, ¿creéis que tiene algún problema de espacio para colocarlas?, ¿creéis que lo tendría aunque fuera más alto? La respuesta es no. Los niños nunca colocan sus piernas colgando de la silla. Si lo pensáis, ni siquiera nosotros lo hacemos: las cruzamos a la menor oportunidad.

yoviajoseguro_espejo
Vista desde el asiento delantero

No te verá, ni le verás

Mi hijo juega con su espejo. Mucho. Pone caras, se observa mientras canta, se saca la lengua. También mira a su padre mientras conduce, pocas veces, porque es mucho más divertido hacer el moñas. Y su padre también puede verle a él. Entiendo que esto es más importante cuanto más pequeño es el bebé. Y un bebé pequeño llevaría el espejo perfectamente colocado. ¿Os he dicho ya que a Ojazos le encanta jugar con su espejo? 😉

yoviajoseguro_lo-que-se-ve
Toda la ventana para ver… y el espejo para monear

No verá nada

Esta es una de mis favoritas porque, en realidad, cuando no ve es de frente a la marcha. Ojazos pasa buena parte de su tiempo en el coche mirando por la ventanilla. Sólo tiene que girar la cabeza hacia la izquierda y disfruta de las vistas sin que le tapen los laterales protectores de la silla (las “orejas”).

yoviajoseguro_mazda2
No vamos sobrados de espacio, pero en el asiento del copiloto se puede ir

Una silla ACM no cabe en un coche pequeño

Pues ya veis que en el nuestro sí. Es un Mazda 2 en el que viaja como una pachá. El asiento de delante no está anulado.

Y no se ha mareado jamás

Porque esa es otra de las leyendas negras. Nunca se ha mareado viajando a contramarcha.

Ni, por supuesto, se ha quejado por viajar a contramarcha. Al fin y al cabo, esa es la única forma en la que lo ha hecho desde que nació. Es lo natural.

No dejéis las vidas de vuestros hijos en manos de quienes no las ponen en consideración. Tomad las riendas de vuestra seguridad. Y uníos a la campaña “Yoviajoseguro” para difundir el mensaje. Etiquetad vuestras publicaciones con #yoviajoseguro y ayúdadnos a promover el cambio. Para que no tengamos que lamentar nunca más tan graves consecuencias como las sufridas por Gabriel López Chamorro.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 ideas sobre “#yoviajoseguro: Ojazos viaja ACM”

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies