Equipo-Cres-Madrid

Peso y mujer: mi experiencia Cres

Equipo-Cres-Madrid
Tania, Aleyda, yo misma, Ana, Sara y Laura, el magnífico equipo que me atiende en Cres.

En este post quiero hablaros de lo que yo he llamado “Mi experiencia Cres”. ¿Qué es la experiencia Cres? Para mí es algo que va más allá de los tratamientos, de las dietas o del ejercicio. Algo que va de personas. Permitidme que me explique mejor.

Bajo mi punto de vista, cuando acudes a cualquier sitio en el que te desnudas es importante encontrar gente cálida que te haga sentir cómoda y acompañada. Porque, además, cuando acudes a Cres no solo vas a desnudar tu cuerpo, sino también buena parte de tu alma. Verbalizarás tus defectos, los que quieres cambiar porque te acomplejan, esos que puede que no se vean objetivamente, los que tu propia visión hace enormes.

Mi experiencia Cres: nada más traspasar la puerta

Si hay algo que me llevo conmigo cada vez que visito Cres, Clínicas de recuperación del estado saludable, es un montón de sonrisas, desde que atravieso la puerta a la entrada hasta que vuelvo a hacerlo a la salida. Se nota que su personal tiene una clara vocación de atención y un control excepcional de cada cosa que ocurre en la clínica.

Como vivo en Móstoles, la clínica a la que acudo cada semana es la de Madrid. Situada en el Paseo de Eduardo Dato, muy cerquita del Paseo de la Castellana, es muy fácil -hasta para mí que vivo en el fin del mundo- llegar a ella, ya que está pegada a la parada de metro de Rubén Darío.

La primera persona a la que vi en Cres, fue Tania Poza, la responsable de la clínica. Una mujer con un tono de voz envolvente, melena larguísima y gafas de pasta como yo. Eso ya le dio puntos. La verdad es que es encantadora, con todas las letras de la palabra. Y fue la primera sonrisa -franca y abierta- que me encontré. Se nota por qué es la responsable: es competente y diligente, está pendiente de todo y, además, te hace sentir en casa.

En la cabina

Laura Aparicio y Sara Peláez son las técnicos esteticistas que se ocupan de aplicarme los tratamientos en cabina. Os va a parecer que les hago la pelota pero prometo que todo lo que cuento aquí es cierto -como siempre, por otra parte-.

Laura sonríe mucho, diría que con todo el cuerpo. Sus ojos expresivos, acompañan a sus labios cuando lo hace. Entusiasta, se alegra tanto de mis logros como si fueran suyos, bueno, es que en realidad también lo son. Es amable, cariñosa, atenta y siempre procura que esté lo más cómoda posible. Hablamos de buena alimentación y de running porque ella también le da a la zapatilla.

Buena parte de lo que os he dicho acerca de Laura puede aplicarse a Sara. Afable y atenta, la precisión y rapidez con la que hace las cosas ponen de manifiesto sus años de experiencia -aunque por su aspecto físico nadie diría que tuviera años de experiencia-. Está tan pendiente como Laura de que esté cómoda y con ella, además, hablo de niños, porque es mamá como yo.

No puedo poner ni media pega sobre su trabajo, sinceramente, porque, además de todo lo que he dicho sobre ellas arriba, son metódicas, meticulosas y cuidadosas. Se nota que les gusta lo que hacen. Delante de ellas desnudo mi cuerpo y jamás he sentido pudor. Respetuosas, siempre están pendientes de mi bienestar y si, como en el caso de la presoterapia, se trata de un tratamiento que no tienen que aplicar, van pasando periódicamente para comprobar que me encuentro bien.

En la valoración corporal

En mi primera visita me reuní con la Doctora Aleyda Maque, Especialista en Medicina Estética y Máster en Nutrición e Investigación Biomédica, que es quien hace la valoración del estado físico y de los problemas que hay que solucionar. Eso sí que es ponerse bajo la lupa.

En mi caso, todo se encontraba en la misma zona, de cintura a rodilla: retención de líquidos, celulitis muy arraigada, grasa acumulada… Pero, lejos de hacer un juicio extremo de mi aspecto físico, la Doctora fue señalando cada una de las zonas en las que teníamos que centrarnos y por qué era necesario hacerlo sin hacerme sentir en ningún caso incómoda o molesta por ello.

Aleyda es también quien aplica los tratamientos de carboxiterapia y mesoterapia, unos ligeros pinchacitos que con ella se hacen muy amenos, ya que es una mujer divertida, con una risa chispeante. De verdad que, hasta cuando me ha dolido, ha conseguido hacerme sentir confortable.

En cada cita, la Doctora revisa los avances resultado de los tratamientos aplicados y es muy entusiasta -al menos en mi caso, como están siendo muy significativos está siendo así-. Es una gran profesional con la que es un gusto tratarse, la verdad.

La nutrición y la genómica

El primer día rellené una ficha de hábitos alimenticios. Con esa información y la arrojada del test metabólico pasé a ver a Ana Gómez, Responsable de Nutrición y Genómica para que me hiciera una valoración inicial y me indicara la primera dieta que debía seguir. Ana es una apasionada de su trabajo en todos los aspectos. Se le ilumina la mirada cuando habla de nutrición, de alimentos, de combinaciones, de cosas que sí y cosas que no. Y a mí, sinceramente, me maravilla ese entusiasmo suyo: es alucinante la cantidad de ideas acerca de comidas equilibradas que puede darte en un minuto. Da gusto tratar con alguien que sabe de lo que habla.

Aproximadamente un mes después, cuando llega el resultado del test genético, Ana te lo lee y, en base a él, pone una nueva dieta. En ella se tienen en cuenta las intolerancias y la forma en que el cuerpo metaboliza los alimentos, es, por tanto, completamente adaptada a tus características. En cada visita, también revisa peso, que cada uno tiene su báscula y solo se fía de la suya ;).

En resumen, la experiencia Cres es un valor en sí mismo. No es fácil encontrar un equipo en el que todos sus miembros estén tan alineados como en este, en el que hagan propios tus objetivos y te acompañen en el camino con tantísimas ganas. Es una de las mejores cosas que me voy a llevar de esto: el haber conocido gente que me haga sentir en casa. 

Disclaimer: Este post forma parte de una colaboración con Cres, Clínicas de Recuperación de Estado Saludable.

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 ideas sobre “Peso y mujer: mi experiencia Cres”

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies