Categorías
Ser mujer

Violencia de género: Yo Condeno

Cada 1 de enero se para la cuenta y empieza otra vez. Las muertas son otras y van a una nueva estadística. Las historias que leímos, las de madres asesinadas delante de los ojos de sus hijos o mujeres que tras toda una vida de vejaciones deciden separarse a los setenta y tantos y encuentran en su decisión el fin, se nos olvidan. Las cambiamos por otras, que inevitablemente se nos olvidarán también, así de volatil es el ser humano. Permanecen sólo en el recuerdo de sus allegados, de aquellos que, en muchos casos, llevaban tiempo «viéndolo venir» y se lamentan de haber tenido razón.

Cada 1 de enero espero que la cuenta se inicie más tarde, que llegue marzo, abril o mayo sin que ninguna mujer haya muerto a manos de quien tanto creyó quererla. Y cada año esa cuenta inicia y aumenta y sigue aumentando sin que nada ni nadie la pare.

¿Por qué no conseguimos hacerlo? A mi juicio uno de los problemas fundamentales es la educación que damos a nuestros pequeños que perpetua estereotipos machistas y diferenciados de lo que es correcto en un hombre y lo que lo es en una mujer. Niños que juegan con pistolas y hacen carreras de coches frente a niñas que lo hacen con cocinas y pasean al bebé. Y ojo del que pretanda adoptar el rol del contrario, que será apartado y ridiculizado sin piedad. Los números de la violencia machista entre los más jovenes son escalofriantes y esta sociedad debe moverse por cambiarlos, porque si los datos son muy preocupantes en las generaciones mayores en las jóvenes alcanzan la magnitud de tragedia.

La violencia no es lícita. NO. EN NINGÚN CONTEXTO.

Aunque parezca una obviedad: SOMOS COMPAÑEROS, CADA UNO CON SUS PARTICULARIDADES, ESPECIALIZACIONES, VIRTUDES Y DEFECTOS. El amor no se demuestra pasando por encima del de al lado ni imponiendo voluntades. Aprendamos a sacar lo mejor de cada uno en compañía. No dejemos que nadie nos manipule. Seamos conscientes de lo que en verdad somos y EMPODERÉMONOS.

Para que la estadística pare y no crezca nunca más: #25NYoCondeno

14 respuestas a «Violencia de género: Yo Condeno»

Mientras haya gente que siga creyendo que el amor es una cuestión de propiedad, y desde ese momento cosificando a la otra persona esto no cambiará. Triste, pero cierto. #25NYoCondeno

Creo que uno de los grandes problemas es algo que tu has repetido, son estadísticas, números, no pensamos que sin o pueden ser nuestras hermanas, hijas, amigas o la mama del mejor amigo de nuestro hijo… Y lo son.

Mis queda tantísimo por hacer aún …#25NYoCondeno

Y esas estadísticas empiezan en el 1. Y, aunque ese 1 a mí me haya ya revuelto en este 2014, seguro que habrá quién piense que, bueno, que por una mujer muerta… Hasta que no llega el número gordo habrá quién no piense que es un drama. Pero lo es. Nos queda mucho por hacer Elena. Cuánta razón. Un besote y muchas gracias por pasar.

Ahí tienes toda la razón del mundo. La privacidad y la prudencia son armas de doble filo porque, si bien es cierto que no hay que meterse en la vida de los demás alegramente, hay otras en las que lo que no sabemos es cómo hacerlo. Es cuestión de buscar el equilibrio. Gracias por comentar.

Querida Leticia, cuanta verdad hay en tus palabras, y no sólo aquí, en mi querido país también y por desgracia es peor que aquí ya que no existen instituciones que velen por las mujeres maltratadas. Empecemos a cambiar el mundo desde ayer!

Un abrazo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *