Categorías
Ser madre

Hoy hace un año

Hoy hace un año no sé si llovía, llevábamos todo un largo día metidos en el hospital, pero sé que sí lo hizo en los días posteriores. Estaba feliz. Y nerviosa. Y cansada. Antes o después le iba a ver la cara, sabía que sería en ese 16 de enero. Sentí vértigo, los típicos miedos de las primerizas «¿sabré o no sabré? ¿podré ocuparme de él?» Y por la tarde llegó para poner mi mundo justo en el lugar en el que tenía que estar, porque así es cómo debía ser.

Hoy hace un año las hormonas y la FELICIDAD, así, con mayúsculas, me desbordaban. A cada llamada telefónica o mensaje yo respondía «Es precioso» o su variante «Es tan bonito». Había comenzado la historia de amor que, espero, durará toda la vida.

Hoy hace un año

Lloré cuando, tras la cesárea, me lo acercaron para que le diera un beso y llevárselo con su padre. Fueron lágrimas de alegría y de impotencia, tumbada en cruz como un nazareno sin poder siquiera acariciarle. Imaginaba que desde ese momento había cambiado mi vida pero ni de lejos intuía cuánto. Mi mundo giró hasta volverse del revés, las prioridades pasaron a ser otras.

Hoy hace un año el día acabó muy tarde y se fundió con la noche en una suerte de vaivén que acabó un sábado. Comenzó la vorágine de la bienvenida, la peregrinación para conocer al nuevo miembro de la familia, sentir el cariño a la par que el agobio, sentimientos encontrados en cascada.

Y hoy, desde el año que ha pasado, doy gracias a la vida por habérmelo traído. Porque el cansancio y la preocupación se compensan con creces con las alegrías que me dan sus sonrisas y carcajadas. Porque ahora me siento más mujer que nunca, porque soy mejor persona como no me canso de repetir desde entonces. Y es que hoy la vida, aunque dura por las separaciones, es mucho mejor que entonces.

Por Leticia

Mujer, madre y escritora.

11 respuestas a «Hoy hace un año»

Muchísimas felicidades, salud y larga vida para el peque. Día intenso el del nacimiento, verdad? Disfrutad cada momento con él, porque el tiempo vuela!!! 🙂

Semana intensa más bien… Porque ingresamos un martes y salimos un sábado del hospital. En ti habla la experiencia, si dices que el tiempo vuela habrá que creerte. Gracias por pasar, como siempre. Un besote

Te felicito también por aquí, querida, porque esta es tu casa, donde tan bien te sientes…
Enhorabuena por ese primer año de amor infinito, y por esos sentimientos que ya nunca te abandonarán.
En la balanza ganan siempre sus sonrisas, que se clavan en el alma, que te acompañan en las ausencias. Pero ojalá, ojalá mi niña, vayan disminuyendo esas ausencias y la balanza se incline aún más hacia la sonrisa, pero esta vez la tuya. Lo mereces… Y lo merece.
Seguiré pensándolo muy fuerte, a ver si así se cumple prontito.
Besazo inmenso a los dos

¡Muchísimas felicidades a los dos! Preparate porque el año que comienza es precioso, el avance que veras en él llenará cada día de monentos especiales y únicos. Deseo q en breve esas distancias se acorten y podais pasar mucho mas tiempo juntos, lo mereceis los dos y estoy segura de que lo conseguiras tarde o temprano. No sabes como me minetizo contigo cuando te oigo lo de que te ha hecho mejor persona, siento en mi exactamente lo mismo. De ahí la magía y la grandiosidad de convertirnos en mamis. A mi también me ha cambiado la vida. Espero poder conocerte pronto y poder darte en persona el achuchón tan fuerte que hoy por aquí, tu casa, te mando. Besos!!!

Ains, qué bonito escribes siempre, Let… El primer año es mágico, es una pasada el cambio de vida que tenemos. Pero también te digo, igual que Natalia, que este segundo año vas a alucinar. Al menos a mi me ha pasado. Mi peque le saca un año y dos días al tuyo, y con el primer cumple estuve super «ñoña», por así decirlo, y con este segundo, aunq también {pa’ qué decir lo contrario si la noche antes ya pensaba en llorar… } ha sido más un sentimiento de orgullo, de ver que mi bebé ahora es mi bebéyanotanbebé, y ver las fotos del cumple pasado y verlo en este segundo ha sido una pasada. Mucho cambio.
Con lo cual, solo te puedo decir que disfrutes tanto, de y con él, como estás haciendo, y que ojalá que las ausencias sean cada vez menos, y si son las que tienen que ser, que al menos no te jodan el resto del día y puedas seguir achuchándolo tanto como te deje tu campeón.
Un besote enorme, guapa!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *