Categorías
Ser madre

Días jodidos

Hay días jodidos en los que te cuesta levantarte, te cuesta empezar, te cuesta arrancar, te duelen, te pesa el alma. Intentas apartar la nube de tu cabeza y, cada vez que parece que lo has conseguido, vuelve a aparecer, asomando tímidamente al principio para instalarse de sopetón después.

Hay días soleados que se vuelven grises. Notas el calor sobre la piel, pero no te llega a calar en los huesos. Te falta un abrazo, un apoyo, una motivación, recuerdas cada imagen optimista, la que cuentan que la vida se ve según las gafas que te pongas y piensas que has debido de ponerte las más oscuras y que las transparentes las perdiste.

Categorías
Ser inquieta

Endorfina tu vida: descubre al ganador del sorteo del #cumpleblog

Tenía muchas ganas de este fin de semana porque nos íbamos de escapada con amigos, escapada que comenzó a gestarse allá por agosto en la tercera barbacoa de celebración de mis 36. «Podíamos irnos de casa rural» y el podíamos se materializó coincidiendo con mi cumpleblog ¿casualidad? No lo creo.

El caso es que, a pesar de haber pedido el día de vacaciones, me pasé el viernes corriendo y olvidé la lista de participantes en casa. Afortunadamente soy un animal de las redes sociales y había colgado una imagen de la misma en Twitter

así que estaba salvada. Sólo me quedaba incluir a Amordebatmami y hacer los 44 papelitos pertinentes a todo correr, porque para mí era muy importante que el sorteo se hiciera en la misma fecha en que el blog cumplía su primer año de edad. La manita de Ojazos haría el resto.

Categorías
Ser madre

Golpes

Hace un par de días el móvil sonaba en mi bolso mientras regresaba a casa. «¿Dónde estás?»- sonó apremiante la voz de mi marido al otro lado- «Me voy para el hospital, se ha dado con la mesa y sangra mucho». No era nada grave, Ojazos se había dado un golpe tonto con el canto de la mesa de centro del salón, pero la sangre es muy escandalosa y papá creía que quizá serían necesarios uno o dos puntos. Por fortuna no lo fueron, sólo tiene una pequeña herida en el labio superior, muy parecida a la de Harry Potter solo que en horizontal que está cicatrizando a la velocidad del rayo (chiste para fans) porque la piel joven es lo que tiene.