Categorías
Ser madre

Días jodidos

Hay días jodidos en los que te cuesta levantarte, te cuesta empezar, te cuesta arrancar, te duelen, te pesa el alma. Intentas apartar la nube de tu cabeza y, cada vez que parece que lo has conseguido, vuelve a aparecer, asomando tímidamente al principio para instalarse de sopetón después.

Hay días soleados que se vuelven grises. Notas el calor sobre la piel, pero no te llega a calar en los huesos. Te falta un abrazo, un apoyo, una motivación, recuerdas cada imagen optimista, la que cuentan que la vida se ve según las gafas que te pongas y piensas que has debido de ponerte las más oscuras y que las transparentes las perdiste.