Categorías
Ser madre

9 meses mágicos

9 meses mágicos

Un día todo cambia al tiempo que una raya rosa aparece, primero tenue, después decidida, en una prueba de embarazo. Y por más que te hubieras preparado, por más que sepas que es lo que querías que pasara, no puedes evitar el vértigo de la incertidumbre. Estás embarazada. Pero, ¿qué es el embarazo? Me refiero, ¿para qué sirve más allá de para que una pequeña criatura crezca en nuestro interior?

Yo tuve por delante casi 6 meses desde que esa rayita se decidió a aparecer y, aunque sabía que el cambio iba a ser total y definitivo, creo que en un primer momento vi el embarazo como un hecho puntual en mi vida, algo que sucedería y luego dejaría de suceder. Y sí, ciertamente el embarazo dejaría de suceder pero desde ese momento tendría una nueva responsabilidad en mi vida: mi hijo.

Bajo mi punto de vista, es muy importante afrontar el embarazo como una etapa de preparación: se prepara el cuerpo para albergar una nueva vida en su interior y poder después alimentarla, también para el gran esfuerzo físico que supone el parto, pero, sobre todo, deberíamos aprovechar el embarazo como un tiempo de preparación mental para afrontar la nueva vida que vamos a vivir. Y es que, por mucho que yo quisiera creer que sería un hecho puntual en mi vida, llegó un momento en que tuve que afrontar que mi vida no volvería a ser igual que antes de quedarme embarazada. 

Por eso creo que esos nueve meses que nos regala la vida son una buena oportunidad para:

  1. Leer acerca de los posibles cambios en tu cuerpo y del desarrollo de tu bebé
  2. Leer (mucho) sobre lactancia y acudir a grupos de lactancia desde antes del nacimiento
  3. Asistir a las clases de preparación al parto. Aprender cómo se desarrolla, de qué formas se puede parir y decidir cómo queremos que sea el nuestro
  4. Leer acerca de cómo son los primeros días, semanas y meses con un recién nacido
  5. Informarnos acerca de escuelas infantiles, madres de día o casas de niños 

 

Pero, además, el embarazo es el momento para reconectar con nuestras emociones más primarias, tan importantes para comprender a nuestro hijo más adelante, para quitarnos capas de prejuicios y dedicarnos a ser en nuestra misma esencia. Es, además, el momento para empezar a amar a esa pequeña mancha en la pantalla del ecográfo que irá adoptando forma de personita según crezca nuestra barriga.

Contaba el otro día que las mujeres somos una coctelera hormonal andante. Nunca esta frase es más cierta que cuando otro ser habita en nosotras. Cambios de humor, sensibilidad exacerbada, todo es posible en esos dulces meses. No hay que agobiarse, es mejor permitirse sentir conscientes de que es un período mágico en el ciclo vital femenino que tiene fecha de caducidad.

Por último, es fundamental también implicar a nuestras parejas porque la llegada de un hijo normalmente es cosa de 2. Aprovechemos para conversar y hacer partícipe al otro, busquemos momentos de intimidad y cercanía porque, quizá, luego nos resulte difícil encontrarlos.

Por Leticia

Mujer, madre y escritora.

18 respuestas a «9 meses mágicos»

De acuerdo contigo al 100%. El embarazo no es solo un tránsito físico, es muy importante a nivel personal, de preparación y sobre todo de estudio. En esta vida nos preparamos para todo. Estudiamos para un futuro, nos preparamos para un trabajo, aprendemos a conducir, leemos a conciencia la guia de viaje para la luna de miel…
¿Como no nos vamos a preparar para la cosa más importante de nuestras vidas? Pues no, a veces no lo hacemos, o no lo hacemos del todo. Asi que tu post me parece genial para hacer pensar a las mamis gestantes ;). A veces no nos damos cuenta de que no solo es elegir el carrito o la cuna, a la par que vamos engordando. Va mucho más allá…
Un besazo my friend!

Como siempre, genial. De acuerdo con todo lo que dices. Yo no creo que leer sobre maternidad, lactancia y demás sea algo negativo, al contrario. Hay que leer. Pero no solo sobre esto, en general hay que leer para abrir la mente, para aprender y para disfrutar. Besos, bella.

Gracias por tus palabras, Diana. Hay que leer para todo en la vida, y mucho.
Ya me vale contestar los comentarios casi un año después… aunque mejor tarde que nunca. Un beso.

Tienes toda la razón. Es una época preciosa y hay que tratar de disfrutarla al máximo y no dejar de informarnos porque con las cosas de los peques nos la intentan colar a cada poco, primero con que necesitamso mil cacharros inútiles la mayoría y luego con el tema de la lactancia, que bueno, eso da para muchos posts.
Conozco gente que no pasa de las pataditas y hay tanto que disfrutar y de lo que hablar en 9 meses!!!!

Ojo, que también es importante conocer los cacharros… para que no nos den gato por liebre. Con el ansia de que a nuestro bebé no le falte de nada nos lo creemos todo cuando en realidad necesitan bien poquitas cosas. Un beso enorme, Ángela.

Mis casi 42 semanas de preñez fueron de lo mejor que me ha tocado vivir. Poder pensar un poco más en mí, cuidarme, ilusionarme con la maternidad y con las novedades del futuro ¡estaría deseando repetir experiencia en cualquier momento!

Totalmente de acuerdo contigo, el embarazo es una etapa preciosa e inolvidable, que tenemos que disfrutar al máximo, cuidarnos más que nunca e informarnos sobre todo lo relacionado. Que ilusión cuando vi aquel positivo, y que maravilla cuando por fin conocí a mi chiquitin … deseando repetir experiencia en un futuro.

Hola Leticia, es un sentimiento inexplicable llevar tus hijos dentro. Es una preparación tal y como dices. Mi esposo se ha implicado tanto que a veces creo que es el el que esta embarazado y es tan enriquecedor verle tan feliz. Me encanta el post.

Tenia muchísimas ganas de visitarte ¡porfin! no seguimos desde hace un tiempo por instagram. Un gusto.

Besitos y muy feliz dia.

¡Hola bombón! con el año tan chungo que he llevado casi te contesto un año después. Ahora ya te he visto con Eileen, espero que lo estés disfruntado. Un beso fuerte.

Hola Leticia!! Que bonito lo que has escrito, estoy deseando sentir todo eso, y sí pienso que esos nueve meses son de preparación para leer, preparar tu mente, la de tu pareja, la casa, el coche, todo!! Yo ha día de hoy, en la búsqueda, estoy también leyendo mucho y aprendiendo muchísimo tanto de los blogs como de páginas, cuando me quede embarazada me compraré libros también y mi chico me ha dicho que también quiere leer mucho y aprender que dice que va muy perdido jejejeje 😛

Madre mía, yo he sido una free lance total! El libro sobre el embarazo me cayó de casualidad (una compañera de trabajo que tuvo un bebé el día anterior) y llegué hasta el capítulo que explica cuándo ir al hospital, pero pasé olímpicamente de grupos de embarazadas, de lactancia, de preparación al parto y demás historias (las guardes ya me las conocía así que…). Yo iba en plan aventurera, en plan «cuando llegue el momento ya veremos» (respetando el seguimiento médico, eso sí). Y me ha pasado con todo, voy por instinto, a mi pobre madre de la llevan los demonios XD

Oye, si te está funcionando estupendamente, pero yo siempre recomiendo informarse antes de todo. Es más difícil que te engañen si tienes la información. Un abrazo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *