Categorías
Ser mujer

Relájate, mamá

El jueves pasado ponía rumbo tempranito hacia el Hotel-Spa Hospes Puerta de Alcalá con la promesa de tener un #momentoSuavinex muy relajante. Lo único que sabía era que tenía que llevar bañador y gorro y que allí me encontraría con otras mamás blogueras así que me encaminé hacia mi destino con más incertidumbre que certeza. Bueno, también sabía, porque lo ponía en la invitación, que Marián García, alias Boticaria García, nos iba a contar por qué  es importante que las mamás también nos cuidemos. Y como me dirigía a un spa todo lo que venía a mi cabeza era «Relájate, mamá».

evento-spa-suavinex-1

A pesar de que cuando llegué al precioso patio interior en el que nos dio la bienvenida Suavinex hacía un poco de frío, pronto nos sentimos en un entorno cálido y agradable. La verdad es que cuando te reciben con una sonrisa y un café calentito te ganan y al poco Marián comenzó su charla. Por si no la habéis visto nunca en directo os cuento que es tan divertida e incisiva como en sus textos y que es un verdadero placer escucharla, porque tiene una capacidad oratoria increíble: sabe lo que dice y también cómo tiene que decirlo. Su mensaje era claro: ¿por qué en el momento en el que nos convertimos en madres somos nosotras mismas quienes nos llevamos a un segundo plano? Me pareció una gran reflexión que pronto me retrotrajo a mis primeros días como mamá. Recuerdo que varias semanas después de dar a luz conseguí arreglarme el pelo. Me pareció una hazaña tan enorme, dado que me encontraba físicamente hecha polvo y sobrepasada por las demandas de Ojazos (ya sabéis que la maternidad no es como me la contaron), que le escribí un mensaje a mi madre contándoselo. Terminaba con la siguiente frase: «esta recuperación marcha». Pero no marchaba tanto como yo pensaba y tardé aún algún tiempo en volver a pintarme el ojo o en preocuparme por lo que me ponía. Por eso, en estos días en los que una fotografía de Olivia Wilde se ha hecho viral por mostrar la cara más real de la maternidad, me parece importante recordar cosas tan sencillas. Una vez más: relájate, mamá.

evento-spa-suavinex-2

Marián nos puso varios ejemplos de cómo cuidarnos, gestos fáciles como masajear la zona de la ojera para favorecer la eliminacion de la mirada de oso panda o establecer rutinas diarias de limpieza e hidratación del rostro mañana y noche. Pero también detalles a los que no damos importancia como incluir algo para la mamá en esa preciosa canastilla que con tanto cariño preparamos para dar la bienvenida al bebé. Suavinex tiene una línea de cosmética para la mamá que engloba desde geles íntimos (si todavía no los usáis ya podéis empezar a hacerlo), hasta antiestrías o reestructurantes corporales que pueden ser una buena opción. Porque es cierto que el recién nacido es el protagonista pero, ¿no lo es también la mamá? Durante 9 meses su cuerpo ha cambiado para poder acoger a su pequeño y después las hormonas siguen dando guerra hasta que vuelven a su sitio. Mimarnos y que nos mimen debería ser un básico, más allá del socorrido sobre de jamón envasado (quizá haya alguna afortunada a la que le hayan hecho llegar la pata completa) y de la caja de bombones.

Volviendo a nuestra locura por las redes sociales también nos recordó que, en muchas ocasiones, las redes sociales nos acercan a los que están lejos pero nos impiden disfrutar de quienes están cerca y de los momentos únicos, como le ocurrió a ella en un viaje a México cuando perdió un tiempo precioso de su último desayuno en preparar la foto de Instagram.

En vez de ser, me dediqué a hacer.

Boticaria García

Podemos, además, hacer caso al Consejo de la Boticaria 😉 y no machacarnos constantemente, dejar de creer que no somos lo suficientemente buenas, dejar de compararnos. Muchas veces creer es poder. Para demostrarnos que lo que transmitimos no es siempre lo que nosotras creemos nos propuso un juego: cada una de nosotras escribió en una tarjeta con el nombre de los demás qué nos transmitía cada una de ellas. Para mí fue un chute de energía y de felicidad que me hizo sonreír mucho.

evento-spa-suavinex-3

Después de esto pasamos al spa con un constante parloteo (menos mal que estaba cerrado solo para nosotras) entre blogueras y pudimos disfrutar de un masaje con la loción hidratante de Suavinex. ¡Qué olor tan rico y qué suavidad!… y qué tranquilidad para los oídos la música del chill out antes de volver de nuevo al bullicio de la piscina de burbujas.

Por último… Suavinex quiere que vosotras también podáis disfrutar de sus productos como hicimos nosotras y sortea dos canastillas como la de la foto.

canastila-suavinexLa cestá está compuesta por una loción hidratante de 400ml, una crema del pañal, una Baby Cologne (que huele mmm) y un paquete de toallitas de 72 unidades y podréis elegir el color de la cesta . ¿A que son una chulada? Llevarse una es bien sencillo. Sólo tenéis que dejar un comentario en este post contando cuál es el momento especial que os dedicáis y si queréis la canastilla en rosa o en azul. Así de fácil. Para que pueda contactar con vosotros si sois el afortunado necesito que rellenéis la casilla de correo electrónico con una dirección válida. El envío está limitado al territorio nacional español. El plazo para participar finaliza el domingo 1 de noviembre a las 23:59 (os dejo tiempo para aliviar la resaca de Halloween). El próximo lunes 2 de noviembre publicaré en esta misma entrada el ganador. ¡Mucha suerte a todos!

Imágenes: todas las fotografías de esta entrada son cortesía de Suavinex

 

 

Ya tenemos #GanadorasSuavinex. ¡Enhorabuena Remorada y Carol! En breve contactaré con vosotras por correo electrónico para pediros los datos de envío y muchas gracias a todas por participar.

 

#ganadorasSuavinex

Por Leticia

Mujer, madre y escritora.

37 respuestas a «Relájate, mamá»

Que bien lo pasasteis que envidia!!! Me apunto, a ver si tengo suerte y me toca la azul!! Nos encanta suavinex!!

Ahora que estoy embarazada sin duda mi momento es el de aplicarme la cremita por la tripa. Es como si estuviera dandole un masaje a la bebe. Ademas mi momento siempre ha sido cuando los peques duermen y empieza mi ritual limpieza de cara. Me relaja aplicarme el tonico y el contorno a toquecitos ( me recuerda a cuando era pequeña y lo veia a mi madre)

Qué super momento el de la barriga. Me has recordado a cuando lo hacía yo, por la mañana y por la noche ¡me encantaba! Gracias por participar y suerte

Pero te has dado cuenta a tiempo Échale la culpa del despiste al embarazo que ya sabes que nos hace estar algo más dispersas

Ay! Mi momentazo son mis 15minutos de ducha y cremas. Parece poco, pero para una mami opositora… si es dificil sacar tiempo, pensar en pintarme el ojo para sentarme a estudiar me da mucha pereza! Eso si, limpieza e hidratante en cara y cuerpo, a diario q la huella de este tiempo se note un poco menos.
Un beso y gracias por el sorteo!!

Una heroína me pareces por sacar ese tiempo, como tú dices una mami opositora fe tiempo anda más bien escasa. Un beso y suerte

Aun no soy mama, pero mi momento también es ponerme la crema de suavinex en la barriga, me gustaría en azul!!me encanta todo lo de suavinex. Un saludo 🙂

Cada noche me tumbo con los pies en alto (bien en alto) y aprovecho para tejer un rato (cositas pequeñas, para la que está de camino) y es mi momento zen antes de apagar la luz, me ayuda a descansar mejor. La canastilla mejor en rosa (por eso de que llevo una nena). Me encanta tu blog. 🙂

Pues el momento que me dedico es….irme con las amigas, quedar con mis primas, algún evento…etc…porque lo de la barriguita….pues….la verdad, no le encuentro aun el lado bueno….jijiji

Pues desde hace un par de meses, he empezado una rutina de cuidado facial (muy básica) que intentó cumplir todos los días. Aunque, más por mi piel, por mí, para sentir que me mimo un poco… Que si no, lo voy dejando y acabó con pocas ganas. Y como tengo pocas ganas, lo voy dejando…
Pues yo me pediría la canastilla azul porque con tres niños en casa creo que la rosa no va a tener mucha aceptación, jejejeje…
Por cierto, ¡qué pasada lo del spa y conocer a Marian!

No la dejes Arusca, usa esas ganas de cuidarte cada día para que no se te acabe el mimo. A Marián ya la conocía… nos hemos visto en otras ocasiones y es un encanto. Un besote, preciosa y mucha suerte.

Aunque mi vida sea un poco caótica ultimamente. Mi momento es ese ratito de pelu poniéndote a punto (me encanta). Ahora lo comparto con mi peque (apunta maneras porque también le gusta, se queda súper quietita y concentrada)

La única vez que fui con Ojazos a la peluquería empezó a llorar en su carro como un descosido y tuve un cambio de pañal de con desborde, de esos que llegan hasta el cogote. Desde entonces sieempre voy sola. Busca un huequito para disfrutarte porque es mucho más importante de lo que parece. ¡Mucha suerte!

Momento en el que descanso de zapatos, salgo de la ducha y me doy las cremitas para irme a la cama….. con la escusa de acariciarme la barriga jejeje…. sigrid quiere la rosita jejejej

Yo también elijo el momento de quitarme la ropa de calle q desde las siete de la mñn llevó puesta y me pongo el chándal y las zapatillas de pompón y me tiro a la alfombra a jugar.
Ya sabes q yo estoy abonada al rosa.
Me alegro de q disfrutases tanto de ese momento de relax y risas.
Un beso.

Te veo… ese momento es estupendo. Cuando una se reencuentra con los peques y se pone a jugar siendo niña otra vez es un chute de energía brutal, por muy cansada que hayas llegado. Tu vida es rosa, amiga. ¡Suerte!. Un besote.

Pues a pesar de que Brutote tiene ya 8 meses, yo sigo en ese punto en el que no me dedico nada de tiempo, por no hacer, no he hecho ni el cambio de armado, así que me pongo cualquier cosa, capa sobre capa para no pasar frío como una cebolla y de mimos estéticos ni te cuento… Así que supongo que el único momento que me dedico es la ducha, un poco triste, no? A ver si hay suerte y me toca la rosa para animarme a cuidarme un poco. Gracias por el sorteo!

Tienes que buscar ese momento del que ahora no disfrutas, no sólo porque te vayas a sentir mejor por fuera sino porque te va a hacer sentir muy bien por dentro. Un abrazo y mucha suerte.

Participo!
Mi momento es cuando me quedo sola, aprovecho para irme de compras y por las noches con los peques acostados ducha tranquila y cremitas
Gracias por el sorteo

yo me apunto para regalársela a mi prima que ha vuelto a ser mamá este año y vive en Londres ^^

y ya te digo yo (modestia aparte) que uno de sus mejores momentos es cuando llegamos de visita, hacemos que la mayor hable mucho en castellano y nos comemos al peque con patatas porque es un gordibueno, y ella puede parar un poco y reírse con nosotros, aunque estemos al otro lado del whatsapp es distinto cuando dedicamos un día a estar en pijama extendiendo la sobremesa del desayuno hasta el infinito 🙂

Yo quiero una porque a mi pequeña (o casi pequeña) le encanta el olor de los productos Suavinex.
Mi momento es cuando ( gracias al maldito insomnio) me meto en una bañera de espuma con agua caliente y un té oloroso. Es el momento que necesito para arreglar un mal día.

Cualquier ratuco libre,viene bien para un bañito,una mascarilla,un café y un libro,etc…
Me quedaría con la rosa

Me encantan todos tus momentos. El del libro es uno de los que más echamos de menos las madres recientes, ¿eh? Mucha suerte

Mi momento del día, es cuando llego a casa después del trabajo y del tráfico y me pongo más cómoda para estar por casa, mientras mi chico(mi marido desde hace solo 6 meses) está a mi lado preguntándome qué tal ha sido mi día y como me encuentro, pues estoy embarazada de solo 15 semanas. Después intento hacer unos pequeños estiramientos para relajarme y respirar profundo, ya pienso que eso ayudará a mi bebé a relajarse también, pues por las tardes-noches la tripa la noto muy tensa y pienso que el peque que me intenta decir:» mami para por hoy que estoy cansad@». Me encanta el color azul de la cesta! Bss

Mi momento, el que me dedico a mí, es simplemente desayunar una tostada de pan con tomate con un cafelito, en el bar de Paco. Tranquilita pensando en mis cosas y poniendo en orden mi día, después de dejar a los «trillizos» en el cole. ( Mi hijo de 9 años y mis mellizos de 5). Eso si, en compañía de mi bebé de 8 meses.