Categorías
Ser mujer

La mujer que me dio la vida

La mujer que me dio la vida tenía ventitrés años cuando llegué. Lo hice en un caluroso mes de julio, mientras a ella la tenían dormida en un quirófano y puede que yo fuera su única buena noticia. Se acababa de convertir en madre con la niñez casi pintada en la cara. En el siguiente otoño recibió a su segunda y dejó fundada su pequeña familia de mujeres. Las tres, juntas siempre  para todo.

mujer-dio-vida_las-tres

La mujer que me dio la vida se vio obligada a trabajar mucho, como una mula diría el tópico, para sacarnos adelante. A pesar de que tenía la ayuda de nuestros abuelos, ella era consciente de cuál era su responsabilidad, así que se agarraba a todo aquello que salía. Vendió juguetes y ultracongelados, fue limpiadora y hasta llevó libros en ferias. Y cuando hubo que trabajar doble, pues doble trabajó, por la mañana  y casi por la noche, siempre por sueldos escasos manteniendo la cabeza pendiente del objetivo.