Categorías
Ser madre

La carta de Gaspar

Como comentaba hace unos días mi compañera María en Mujeres y Madres Magazine, hay varias ideas que pueden hacer la mañana de Reyes aún más especial para los enanos. De las que proponía, muy chulas todas, hay una que nosotros llevamos a cabo todos los años y es dejarle una nota a Ojazos de parte de los Reyes Magos. Como este año ya ha elegido a su favorito, la carta viene firmada por él y no por los tres. Es lo que tiene hacerse mayor.

Esta es la carta de Gaspar para Ojazos.

La Carta de Gaspar

6/EN/2017

Querido Ojazos:

Ha pasado un año desde que vinimos la última vez. En este tiempo te has hecho mayor, has cambiado la guarde por el cole y ya casi nadas solito.

Sigues siendo un niño muy especial, cariñoso, sonriente y muy risueño. Aunque a veces te enfurruñes tus papás saben que les quieres mucho. Ojalá nada borre nunca esa sonrisa de tu cara. Ojalá siempre seas tan feliz. Esperamos haber acertado con todas las sorpresas que te hemos ido dejando en las casas de los abuelos, tíos y aquí y que disfrutes mucho de todos los juguetes. Úsalos. Juega con ellos. Ahora es el momento, cuando quieras darte cuenta habrás crecido y ya no tendrás oportunidad. Deja volar la imaginación y sé el niño que estás destinado a ser.

Estoy deseando volver a verte el año que viene. Con todo mi cariño:

Gaspar, Rey Mago de Oriente.

Los pensamientos de mamá

Anoche, cuando los regalos llegaron bajo el árbol, esa carta estaba sin escribir. Me senté, le di unas pocas vueltas al coco y dejé volar el rotulador sobre el papel. Intento que cada línea tenga un significado, aunque a priori parezca que no lo comprenderá, porque espero que la releamos juntos a lo largo del año y que las palabras de los Reyes vaya dejando poso.

Pues bien, nunca subestimes su capacidad. Ver su carita mientras se la iba leyendo ha sido mágico. Y su expresión cuando Gaspar le ha dicho que aunque se enfurruñe sabemos que nos quiere ha sido puro amor, la escenificación perfecta de la ilusión de la mañana de Reyes.

Para el año que viene, les pido a Melchor, Gaspar y Baltasar que no dejemos de sentirla, que esa ilusión permanezca intacta con nosotros por más que crezcamos y nos llenemos de preocupaciones. Que sigamos viendo la vida a través de los ojos del niño que fuimos.

Pongámonos serios. Creemos la magia.

Por Leticia

Mujer, madre y escritora.

5 respuestas a «La carta de Gaspar»

Ay, como han sido las primeras navidades conscientes de mi bichilla, ahora me doy cuenta de que no nos hemos currado nada esto de la magia. Todos los regalos en casa de la abuela, ninguno en nuestro árbol nada de dejar alimentos para los Reyes o los camellos, ni que ellos dejaran rastro de su paso. ¡Primerizos hasta en esto!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *