Categorías
Ser mujer

Mi 2015

Fotografía de calendario 2015 con un bolígrafo listo para apuntar
Mi 2015

En enero del 2014 me animaba a publicar una lista de propósitos (o wishlist que mola más decir ahora) pero no para mí, sino para Ojazos que estaba a punto de cumplir un año (un hito histórico en la vida de cualquier madre que se precie). La releo y quizá me parezca una ñoñez, pero lo cierto es que volvería a escribirla exactamente igual si tuviera que hacerlo ahora. Yo soy así. Hemos conseguido los 13 propósitos agendados (palabreja de secretaria) y me congratulo por ello. Así que, en vista de los buenos resultados, aquí os dejo lo que será mi 2015:

Categorías
Ser inquieta

Endorfina tu vida: descubre al ganador del sorteo del #cumpleblog

Tenía muchas ganas de este fin de semana porque nos íbamos de escapada con amigos, escapada que comenzó a gestarse allá por agosto en la tercera barbacoa de celebración de mis 36. «Podíamos irnos de casa rural» y el podíamos se materializó coincidiendo con mi cumpleblog ¿casualidad? No lo creo.

El caso es que, a pesar de haber pedido el día de vacaciones, me pasé el viernes corriendo y olvidé la lista de participantes en casa. Afortunadamente soy un animal de las redes sociales y había colgado una imagen de la misma en Twitter

así que estaba salvada. Sólo me quedaba incluir a Amordebatmami y hacer los 44 papelitos pertinentes a todo correr, porque para mí era muy importante que el sorteo se hiciera en la misma fecha en que el blog cumplía su primer año de edad. La manita de Ojazos haría el resto.

Categorías
Ser inquieta

Crónica de un amor anunciado: el rediseño de Esto no es como me lo contaron

Corría el 24 de mayo, ya os conté la emoción vivida aquel día, cuando puse piel y pelo, y hasta gafas, a alguien a quien hasta el momento admiraba en la distancia: la artistaza de Sue, alias Fina la Endorfina, esa mujer que cuelga unas preciosas creaciones en su Instagram bajo la etiqueta de «Dibujines», así, como si no fuesen gran cosa.  Aquella noche de risas, música y GTs, refrendé lo que ya me había parecido desde la distancia, que, además de un talento excepcional, es poseedora de un sentido del humor increíble. Esa noche nos reímos mucho y conectamos de una manera alucinante, lo que terminó de decidirme: si en algún momento contrataba el diseño del blog ella sería la elegida.

El principio de una bonita amistad
El principio de una bonita amistad

Once meses y cincuenta y ocho entradas después el rediseño es hoy una realidad. Cansada de abrir blogs con mi plantilla, me senté delante del ordenador para pedir auxilio… pero pillé a Sue de vacaciones, he de admitir que nunca fui buena eligiendo momentos. A su regreso cruzamos unos cuantos correos en los que fijamos agenda, tipo de trabajo que quería contratar y otras cuestiones estilísticas y me pasó un boceto. Me enamoré inmediatamente de su propuesta y caí rendida ante su capacidad de plasmar lo que yo quería, mi esencia, con unas pocas indicaciones y muchas risas (impagable su felicitacion de cumpleaños). Lo cierto es que entre nosotras hay mucho feeling.  Todo ha sido tan mágico en este proyecto que, lo que yo suponía un esfuerzo económico, ha resultado ser un regalo por mis 36 de mi madre, mi hermana y mi abuela, quienes estoy segura de que no acaban de comprender qué es, o qué supone para mí, esto del blog pero que decidieron hacerme feliz.

¿Qué ha sido lo que más me ha gustado de trabajar con Sue? Todo. Lo fácil que lo ha hecho, la buena disposición, la creatividad, el Skype que nos marcamos tras unos pequeños problemillas técnicos que quisieron aguarnos la fiesta, el entendimiento entre nosotras. No puedo más que recomendar su trabajo, es profesional y comprometida con el resultado. Y rebonica y simpática, ¿que más se puede pedir? Este post no está patrocinado, sólo es que siempre he pensado que las cosas buenas hay que compartirlas.

Mil gracias, Sue, una vez más.