Categorías
Ser inquieta

¡Solo quedan 19!: mi primera media maratón

La mañana del 29 de octubre de 2017 corrí mi primera media maratón. Di así por finalizado un trayecto que había comenzado en mayo con un mensaje de WhatsApp

Fer, si empezamos a entrenar ahora, ¿llego a una media maratón en octubre?

Una frase que cambió mi forma de correr y supongo que, por extensión, un poco de vivir. Las semanas comenzaron a organizarse para tener hueco para entrenar. Cambié mis hábitos lectores para iniciarme con los libros de running y devoré con avidez Mujeres que corren de Cristina Mitre y Correr es algo más de Isabel del Barrio. Me apunté a todas las carreras que encontré -hasta tener en septiembre una cita cada domingo- e inauguré un chat con gente muy pro en estas lides.

Y octubre llegó.

Categorías
Ser mujer

Cuidarme

Desde que me convertí en madre me coloqué en el último lugar de la fila. Había alguien más indefenso en quien poner todo el mimo y la atención, así que cuidarme no era una opción. Simplemente, no había ni siquiera tiempo para pensarlo. Todo era nuevo y no sabía muy bien qué hacer. Además, tenía un bebé super demandante que lo único que quería era estar tumbado encima de mí. Depilarse, ponerse mascarilla en el pelo o cortarse las uñas de los pies pasaron a ser cosas que no se podían hacer. Ni siquiera tenía ánimo para ello. Digamos que el puerperio no fue la mejor época de mi vida.

Imagen Madre sujetando la cabeza de su bebé vía Shutterstock
Categorías
Ser inquieta

Mi experiencia en la Chamberí Summer Race

Mi archivo de dorsales dice que la Chamberí Summer Race ha sido mi sexta carrera del año. A veces alucino cuando lo pienso: ahora soy runner. ¡Runner! Quién me lo iba a decir. Ni siquiera yo misma lo tenía muy claro cuando terminé 2016 corriendo la San Silvestre Vallecana, aunque lo hiciera sin Pilar, a quien había retado. Jamás me hubiera imaginado constante. Ni deportista, esa es la verdad.

Varios factores han sido determinantes. Mi experiencia con Cres, que tengo que terminar de contar, que me llevó a perder doce kilos. El Reto San Silvestre de Madresfera, que me puso en el camino con la ayuda inestimable de Alcalo Trainer. Y, para qué negarlo, el empezar a verme bien que me ha animado a seguir y me ha hecho sentir más fuerte. Más poderosa. Más yo.