Categorías
Ser madre

Un nuevo nacimiento

nuevo-nacimiento

Ayer hizo una semana que nació mi nuevo sobrino, por cesárea, la tercera, que ha vuelto a dejar a mi hermana con las ganas de un parto vaginal. Hay muchas cosas que odio de vivir una cesárea pero, para mí, la más dura es la separación Afortunadamente cada vez hay más hospitales y maternidades que no realizan esta separación porque los estudios demuestran lo fundamental del contacto temprano pero, por desgracia, este no fue el caso de mi hermana así que ella y sus dos pechos, esenciales para la alimentación de su hijo, se fueron a una fría sala y el bebé se vino a la habitación con los familiares.