Categorías
Ser mujer

Pequeños machismos de andar por casa

Ayer mi amiga Carol hacía una reflexión en su muro de Facebook que comenzaba así

No me considero feminista (no me gustan los «ismos»), pero me gustan las mujeres valientes que plantan cara a los gallitos de corral, esos que creen tener suficiente con su sobrestimada virilidad para hacerle callar, para gritarle, menospreciarle e invalidarla como profesional, aún sabiendo que en profesionalidad les gana por goleada (o precisamente por eso)…

Le di al «me gusta» porque sus palabras rezuman una verdad y una claridad meridianas y mi querida Trimadre a los 30 hizo un apunte magistral, como siempre, acerca de la importancia de llegar al activismo también en este aspecto en la sociedad actual. Pero, ¿qué ocurre cuando no se trata de gallitos de corral? ¿cuándo hablamos de pensamientos que están a la orden del día, que corren de boca en boca sin que nadie repare en lo perjudicial de los mismos? Os expongo un par de ejemplos.