Categorías
Ser mujer

Previsiones

Naces mujer y por ende se te supone la capacidad de gestar, alumbrar y alimentar a una criatura de tu especie, es lo lógico, y con la llegada a la pubertad y el primer sangrado menstrual la suposición se transforma en certeza. De la mano de las primeras relaciones sexuales aparecen los medios para no quedarse embarazada: los condones, luego las pastillas, anillos o Dius (casi siempre cuando la pareja ya es estable). Múltiples opciones para no convertirte en madre, porque no ha llegado el momento, que ser madre es algo que se planea, con calma: primero has de acabar tus estudios, después encontrar un trabajo estable, puede que pasar por el altar (aunque no sea necesario) y mientras vas cumpliendo hitos tu historia de pareja se acaba y te pones en los treinta casi volviendo a empezar.