Categorías
Ser madre

Ese pezón se está rompiendo

En alguna ocasión os he hablado de los problemas que tuvimos Ojazos y yo en el inicio de nuestra lactancia. Pasamos por grietas, perlas, ingurgitaciones, mastitis subclínicas. Además de períodos de demanda extrema y agotadora, y digo extrema porque para mí lo normal fue estar siempre con la teta fuera y llevar a Ojazos sobre mí en el fular.

Foto de Violeta Rodríguez
Foto de Violeta Rodríguez
Categorías
Ser madre

Cosas que tener previstas si vas a empezar a usar el sacaleches

Si has llegado hasta aquí lo más probable es que en pocas semanas o días tengas que incoporarte al trabajo con un bebé menor de 6 meses de edad, es decir, al que aún no se le ha introducido la alimentación complementaria y que necesita que te extraigas leche en el trabajo para poder continuar con su patrón de alimentación. vuelta-oficina

Habrás leído muchas veces que lo mejor es ir haciendo un banco de leche. Yo también lo leí y también te lo recomiendo, aunque no fui capaz de hacerlo. Tener un bebé de pecho supone en muchas ocasiones que esté casi todo el rato encima de ti, buena parte del mismo mamando, de tal forma que el poco tiempo separados necesitarás/querrás emplearlo en ducharte, comer algo, descansar o simplemente dedicarte unos minutos.

Categorías
Ser madre

Nuestra lactancia prolongada

Ojazos acaba de cumplir 3 años y su historia de amor con la teta no termina. Si cuando nació me hubieran dicho que iba a darle pecho durante tanto tiempo, sinceramente, no lo hubiera creído, mi idea de lo que era la maternidad difiere mucho de lo que he vivido desde su llegada. Pero todas las historias tienen una cara A y una cara B, es inevitable, y hoy os quiero contar en aquello que el pecho ayuda a mi hijo y en lo que me molesta a mí.

nuestra-lactancia-materna